martes, 26 de marzo de 2013

'PRIMAVERITIS'. ¿Qué nos ocurre con la llegada de la Primavera?



El refranero español es bien sabio cuando dice eso de "la primera, la sangre altera". Sin lugar a dudas, el cambio estacional genera en el ser humano una estampida de emociones y un desconcierto evidente en su conducta y en su organismo, como así lo afirman las últimas investigaciones. 


Las variaciones climatológicas y lumínicas de esta estación trastocan nuestro estado de ánimo y nuestro comportamiento. Los profesionales de la salud lo conocen como el Síndrome Afectivo Estacional, una patología que involucra a los niveles de serotonina y predispone a la depresión. Con la llegada de la primavera, se ha comprobado que hay una reactivación de la proteína que transporta la serotonina, un neurotrasmisor decisivo en el estado de ánimo. Así, cada año recobramos una actitud más positiva y enérgica tras la caída de los niveles de serotonina que tuvo lugar en otoño.


La primavera nos puede afectar de dos modos distintos: una te puede favorecer con sus beneficios, y otra puede dejarte solo adversidades…



  • La primavera es sinónimo de vitalidad, euforia y optimismo. Biológicamente, es la estación del cortejo y apareamiento.
  • En los seres humanos, la mayor variedad de estímulos invita a las relaciones amorosas. 
  • Bajan los niveles de colesterol, independientemente de la ingesta de calorías.
  • La actividad de ciertas hormonas, como la melatonina y las endorfinas, decisivas en nuestro rendimiento, hacen de la primavera una vacuna emocional que mejora nuestro ánimo.
  • La exposición moderada al sol se convierte en un regalo para la piel, sobre todo en casos de psoriasis y eccema atópico.
  • Es la estación más proclive a la ansiedad y a los ataques de pánico, sobre todo los días previos a las precipitaciones. Las lluvias, sin embargo, aplacan estos episodios.
  • Aumentan los suicidios en personas con depresión que llevan meses gestando la idea.
  • Mayor sensibilidad a algunos agentes biológicos que provocan, por ejemplo, conjuntivitis o rinitis.
  • En torno al 10% de la población española sufre las primeras semanas los molestos síntomas de la astenia primaveral: fatiga, somnolencia, decaimiento y falta de energía.
  • A veces se dan pérdidas transitorias de memoria, dolor de cabeza, debilidad muscular y tensión arterial baja.




EN CIFRAS

Con la llegada de la primavera, se producen una serie de cambios psicológicos, médicos y sociológicos, como así lo afirman estas cifras:
  • 8 millones de españoles sufren alergias primaverales.
  • Son un 15% más altas las ventas de preservativos.
  • Se dispara un 15% la venta de Viagra.
  • Suben un 20% las inscripciones a los gimnasios.
  • El 69% de los adolescentes se inicia en el sexo entre esta época y verano.
  • Aumenta un 36% la venta de complejos vitamínicos.

RECOMENDACIONES



















FUENTE:
Revista 'Quo'

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada