jueves, 13 de junio de 2013

RISOTERAPIA. El poder curativo de la risa.



Reírse consiste, desde un punto de vista social, en un rasgo de nuestra especie. Sin duda, el hombre es el primate más social, y el que más se ríe. La función principal de esta respuesta biológica reside en consolidar los lazos en el seno del grupo. Los experimentos científicos confirman cada vez más esta concepción.


Beneficios de la risa

Cuando nos reímos, activamos casi 400 músculos de nuestro cuerpo. Estos son algunos de los beneficios que nos aporta reír:

La risa une a las personas, sea en la familia, en el trabajo o en la sociedad. Esta cualidad la convierte en una herramienta de cohesión de grupo cada vez más investigada.

En la pareja: favorece la estabilidad en la pareja y los encuentros amorosos. No hay nada como un espectáculo humorístico para hacer que surja un idilio.

Mejora la salud física: el hecho de reír mejora los sistemas cardio-vascular e inmunitario, la evolución de la diabetes y la tolerancia al dolor.

Favorece la salud mental: La risa en ansiolítica (calma la ansiedad y el estrés) y también antidepresiva (mejora el estado de ánimo).


¿Qué es la risoterapia?

La risoterapia es aquella terapia destinada a mejorar el estado físico y psicológico a través de la risa. Se suelen enfocar a través de diversos talleres o sesiones grupales, en los que un terapeuta se encarga de guiar al grupo a través de una serie de ejercicios y actividades grupales destinados a desencadenar risas individuales que se contagian a todo el grupo. 


En las sesiones de risoterapia priman la expresión corporal, el contacto físico, la desinhibición y, por supuesto, la risa como eje fundamental de los talleres. Suelen organizarse talleres de este tipo en asociaciones de toda índole y grupos de auto-ayuda.

Te invito a que acudas a alguno de ellos o, si perteneces a un colectivo, te propongo que solicitéis a un profesional de la Psicología que organice un taller de risoterapia para vuestra entidad. 

Te aseguro que la experiencia merece la pena. ¿Quién no disfruta de la risa?








Fuentes:
  • Revista "Investigación y Ciencia"
  • Risoterapia.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada